Daisy López Nunci

Pensamientos positivos

 

Del libro: Yo construyo:

mi salud,

mi alegría,

mi prosperidad,

mi amor

y mi paz

todos los días.

 

 

1.

El corazón de la tierra

sabe que mis pasos

son sus raíces en movimiento.

Así, cuando la tierra

ofrece una flor;

yo ofrezco un pensamiento.

Y si la tierra ofrece

miles de flores;

yo ofrezco miles de pensamientos.

Ambos, la tierra y yo

nos estamos programando para la abundancia.

                                                                                                                                                             Daisy Lopez Nunci

 

 

2.

Desde ayer

tomé la decisión firme

de atraer la abundancia del Universo

sobre mi vida.

Salí al jardín

y se lo comuniqué a los rosales.

Hoy amanecieron todos florecidos.

                    Daisy López Nunci

 

 

3.

En la Casa del Amor;

donde yo vivo,

siempre hay luz.

De día, entra el sol;

de noche, entra la luna.

(La vida entró hace tiempo;

el día en que Dios

tocó a mi puerta

y yo le abrí.)

Mi casa del amor

nunca está sola.

                  Daisy López Nunci

 

 

 

 

4.

Los pensamientos

tienen

substancia

de eternidad.

                          Daisy López Nunci

 

 

 

 

 

5.

Y porque el amor de los demás

era pequeño,

tuve que aumentar el mío

para lograr la totalidad.

Y cuando en las manos

de los demás escaseó el amor

subí al pozo del Univerrso

y regesé con las manos llenas.

Mientras iba y venía,

aprendí, con Dios,

que Yo soy el Amor.

                    Daisy López Nunci

 

 

6.

¿Cuánto camino

tengo que andar

para llegar a la esquina

que dobla hacia la felicidad?

_Ningún camino_

me dijo Dios.

_El camino de la felicidad

empieza

y termina dentro de ti._

               Daisy López Nunci

 

 

 

 

 

7.

Yo cultivo el amor

como una flor de loto,

los pies en la tierra,

el cuerpo en el agua,

la mente en el aire

y el espíritu en la luz.

Daisy López Nunci

 

 

 

 

8.

Yo vivo en un clima mental

que me permite equilibrar

mis días de sol

y de tormenta

con la misma sabiduría

con que el Universo

restaura su calma.

     Daisy López Nunci

 

 

9.

Cuando me distraigo,

las hojas de otoño

de mis pensamientos

se entretienen subiendo

y bajando por el túnel oscuro

de mis estados anímicos.

Hasta ahora,

son pequeñas hojas amarillas

que puedo barrer

con la escoba de paja

de mis intenciones.

   Daisy López Nunci

 

 

 

 

10.

Anteayer, aprendí

que yo no puedo cambiar

el mundo.

Ayer, aprendí

que puedo cambiar

mi manera de percibir el mundo.

Hoy, el mundo

ha cambiado.

                    Daisy Lopez Nunci

 

 

 

 

 

 

11.

Cuando subo por la cuerda

de mi poder mental,

llego al éxito,

por alto que se encuentre.

Y se necesita mucha fe

para permanecer

en la altura.

                Daisy López Nunci

 

 

 

 

 

 

 

12.

Tu salud es tan alta

como tu felicidad.

Trata de que al rompecabezas

de tu alegría

 no le falte

una sola pieza.

                Daisy López Nunci

 

 

 

 

 

 

 

13.

Camino por mi paz,

con confianza;

porque vengo de andar

todos los tiempos.

               Daisy López Nunci

 

 

 

 

 

 

14.

La alegría

es el primer escalón

de mi felicidad.

Y el segundo,

y el tercero,

y el cuarto,

 y el quinto.

Cuando llega al último

que está tan alto,

se sienta con Dios a dialogar.

        Daisy Lopez Nunci

 

 

 

15.

Cuando subas hasta tu paz, ve descalzo;

para no hacer ruido.

(A la paz no le molesta el silencio.)

Y cuando hayas llegado hasta tu paz

(allá en lo alto de tu espíritu),

comienza tu tarea:

dale un poco de tu paz

a todo el que la necesite.

Pero recuérdale que debe conservarla,

pues para conseguirla

tuviste que subir

hasta lo alto de tu espíritu.

           Daisy Lopez Nunci